Blogia
KATHERYNE

INFIDELIDAD

INFIDELIDAD

Cada persona tiene un concepto diferente de lo que es la infidelidad, pero la sola palabra nos asusta, le tememos, más si hemos sido victimas de ella. Los que la han experimentado tienen un  concepto diferente, ya que no es lo mismo vivirla a verla desde afuera.

La infidelidad nos acaba como ser humano, cuando llega a nuestra vida, llega de golpe con una entrada gratis al parque de las emociones, ya que cuando descubrimos que somos engañados las recorremos todas: dolor, traición, ira, duda, angustia, fustración, tristeza, decepción, soledad, abandono, asombro, incredulidad, sorpresa, venganza. Cuando la presentimos es la duda, la desconfianza y el temor al abandono la que nos controla. En ese momento la infidelidad no la vemos pero pesa más porque la sentimos.

La infidelidad es  asesina, no solo de todo lo construído sino del ser mismo, mata el autoestima, y se justifica diciendo que busca afuera lo que no hay en casa, nada más absurdo y cruel.

La infidelidad es un incendio que devora todo a su paso, arrasa con todo, lo peor es que el incendiario que puede detenerlo, por el contrario lo aviva más y más. En la infidelidad no solo el engañado sale calcinado.

Podemos prevenir una infidelidad?, tal vez sí, tal vez no. La infidelidad a veces puede ser el fin de una relación o por el contrario el inicio de la misma, todo va en la capacidad de perdón, las circunstancias del hecho y el compromiso de las partes. Lo más importante es recuperar el autoestima, ver las cosas como realmente son y darnos la oportunidad de empezar si se puede con esa persona, o solos, lo importante es salir de ahí y comenzar nuevamente a vivir,  no es fácil, pero tampoco imposible.

De todas maneras, el daño queda hecho,  la infidelidad duele y dolerá por mucho tiempo.......

El hombre es fuego, la mujer estopa y viene el viento y sopla.

                               Anónimo.

El amor es como el fuego, suelen ver antes  el humo los que están

afuera, que las llamas los que están dentro.

                            Jacinto Benavente

Las cadenas del matrimonio son tan pesadas que se necesitan por

lo menos dos personas para llevarlas... ..a veces tres.

                             Alejandro Dumas

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

MARTHA -

la infidelidad es como una daga atravesando el corazón,,, es como una espina lacerando el alma,,,es como un dia lluvioso interminable,,,es como morir en vida cada dia que pasa

eduardo fabian daluz espindola -

esta muy bueno lo que haces
me gustaria que te pases por el mio y opines me gusta mucho lo que escribis
mi mail: marc_daniel1@hotmail.com

ktheryn -

jordi gracias por el beso fiel.
pero será que puedo creer en él? jajajaja
un abrazo..

ktheryn -

verdad lo que dices Trini , cuando sufrimos la infidelidad, en otra relación somos más desconfiados, siempre pasamos factura al que no debe... pero es que de algo nos tiene que servir la experiencia...
un abrazo grande

ktheryn -

si sakkarah, cuando somos infieles nuestros sentimientos no están claros, peor aún estamos siendo infieles con nosotros mismos y ocasionando daños a terceros.

jordicine -

Más claro el agua. Un beso... fiel.

Trini -

Lo peor es la la baja autoestima que dejaen el otro. Per de todo se ale, laro que con un grado más de desconfianza en la siguiente relación.

Aún así pienso que, nadie, nadie, está libre de ella. Todo es tan relativo...

Un abrazo

Sakkarah -

Yo pienso que uno es infiel sólo si lo es a los sentimientos.

Un beso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres